2.600 metros más cerca de las estrellas
Bogotá | #altura #bogotá #fotografía #lacandelaria #monserrate #montañas | September 30, 2014

Hola. Anoche llegué a Bogotá tras un viaje a las Bahamas. Quienes me conocen, saben que el frío me gusta poco y, pues bien, Bogotá fue el lugar para sacar mi abrigo y guantes de lana.

 

Había estado en la ciudad un par de veces y conocí sus planes nocturnos pero esta vez quise probar y conocer la Bogotá cultural.

 

Pues muy bien, creo que la mejor forma de conocer el corazón de una ciudad es yendo a su origen, o sea, empezar por el Centro Histórico, y fue así como llegué el domingo a las 8 a.m. al barrio La Candelaria.

 

¡Error! Si quieres seguir este plan, mi primer consejo es que no llegues muy temprano pues los únicos acompañantes que podrás encontrar son los fantasmas de las leyendas citadinas y habitantes de la calle. Entonces tomé un taxi que en menos de 5 minutos me acercó a Monserrate, un santuario religioso ubicado en la cima de una de las montañas más altas del oriente de Bogotá y desde donde puedes lograr, si no la mejor, una de las mejores panorámicas de la ciudad además de que allí puedes encontrar comida típica y diferentes tipos de souvenirs.

 

Si estás en forma, puedes subir caminando teniendo cuidado de que la altura- “2600 metros más cerca de las estrellas”, como lo cita uno de sus spots promocionales- no te quite el aire. Los que somos menos atléticos, podemos optar por el teleférico o el funicular. Pues bien, como suelo andar en las nubes, no solo por mi oficio sino por mi don de olvidar las cosas, preferí la opción terrestre, es decir, el funicular.

 

Las dos opciones de transporte no son muy económicas entre semana – cerca de 9 dólares por persona-, pero los domingos hay tarifas preferenciales de ascenso y descenso que están alrededor de cuatro dólares por cada uno.

 

Estando arriba, no pude evitar tomar decenas de fotos de la ciudad, desde allí todo parece tan apacible y se siente como si, por fin, no estuviera en una carrera contra el tiempo. A la hora de comprar recuerditos, vas a encontrar algunos de motivos religiosos y muchos otros propios de las culturas aborígenes del centro de Colombia, e incluso de la cultura antioqueña y cafetera. Recuerda que siempre se puede -o debe- ‘regatear’ o pedir rebaja en estos mercados. Si estando arriba el frío te pega, no puedes irte sin tomar ‘canelazo’, una mezcla de aguepanela -infusión de agua con melado de caña-, canela y aguardiente -bebida alcohólica a base de anís-. Esa mezcla es “bendita” para regular tu temperatura corporal.

 

En cuanto a atuendos, por favor evita los tacones y prefiere unas buenas botas, abrigo y bufanda que te resguarden del frío. Para el descenso, preferí hacerlo caminando y me hizo mucho bien, pues los senderos son limpios y seguros.

 

Disfruté de esta experiencia en las alturas porque amo las panorámicas, me hacen sentir como si fuera una espectadora más de aquello que llaman sociedad; y tú, cuéntame: ¿qué otros lugares encumbrados me recomiendas visitar? Saludos.

TELÉFONO
No dudes en llamarnos
+1 345 745 0000
E-MAIL
REDES SOCIALES
Mantente en contacto a través de nuestras redes sociales